Cuando faltan cronopios

Crónicas de ciertos amigos que llegué a conocer


martes
  “Está claro que con el paso del tiempo uno, simplemente, se va haciendo viejo”, me dijo Roberto con el cigarrillo en la comisura de los labios, amenazando con caer a cada palabra pronunciada, como en un Western cualquiera de los sesenta. Estábamos, en aquel entonces, en un callejón de alguna ciudad pequeña de provincia, y libábamos felices de la vida, al menos yo que no me afanaba en reflexiones metafísicas de carácter histórico. Viendo pasar vientres planos y pronunciados, una que otra nalga respingona y muchos pechos aguerridos, haciendo honor a la definición de una juventud altiva, dejábamos que la noche consumiera el deseo en múltiples formas, y a Roberto le tocaba, ni duda cabe, la peor de las formas: una especie de desconsuelo, un abandono, una glorieta que circunda la figura ecuestre de la masculinidad.

Roberto, en ese momento súbitamente sabio, dedicado a descontar el contenido de su cerveza, había ya perdido toda la cordura restante y se entregaba abatido el desconcierto de una soledad arduamente trabajada. Recordé, entonces, un poema de Roque Dalton donde expone cómo, en un país de frío estrepitoso, y asumiendo la hipótesis radicalmente contraria a la que traía a Roberto abatido, se aprestaba a conquistar un cuerpo solidario con la causa de su soledad, cuerpo grande y robusto, y con pelambre rubio como frontera.

¡Qué daría ahora por un espíritu como el del Roque, permanentemente abatido y en su pequeñez, y aún potente en su pertinaz estar en el mundo! ¡Cómo le haca falta a uno ese animo de pequeñez que obliga al desenfado?
 
Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home


























Cuando faltan cronopios...






famas rules

























Mejor otra cosa:








Ejército Zapatista
de Liberación Nacional




Propuestas
¡Oye!


Huye de la olla


Encontronazos
Ernesto Manuel Espinosa
Carlos de la Sierra
Jeronimo Arteaga
Urraca Parlanchina
Alicia Andares
Carlos Oliva
Kantzil
Alets
Recuerdo que los leí
Comadre Maruja
Eslavos del sur
Asakhira
Pasticcio
Dieguez
Alma

Correspondiendo el gesto
Desde las sombras...
Almocreve das petas
Manzanas podridas
Al sur del sur
Ras Roger
Maga
Srita

guelos@hotmail.com
This page is powered by Blogger. Isn't yours?


ARCHIVES
05/2003 - 06/2003 / 06/2003 - 07/2003 / 07/2003 - 08/2003 / 08/2003 - 09/2003 / 09/2003 - 10/2003 / 10/2003 - 11/2003 / 11/2003 - 12/2003 / 12/2003 - 01/2004 / 01/2004 - 02/2004 / 02/2004 - 03/2004 / 03/2004 - 04/2004 / 04/2004 - 05/2004 / 05/2004 - 06/2004 / 06/2004 - 07/2004 / 07/2004 - 08/2004 / 08/2004 - 09/2004 / 09/2004 - 10/2004 / 10/2004 - 11/2004 / 11/2004 - 12/2004 / 05/2005 - 06/2005 / 10/2005 - 11/2005 / 11/2005 - 12/2005 / 12/2005 - 01/2006 / 01/2006 - 02/2006 / 02/2006 - 03/2006 / 03/2006 - 04/2006 / 07/2006 - 08/2006 / 08/2006 - 09/2006 / 09/2006 - 10/2006 / 10/2006 - 11/2006 / 11/2006 - 12/2006 / 12/2006 - 01/2007 / 01/2007 - 02/2007 / 02/2007 - 03/2007 / 03/2007 - 04/2007 / 04/2007 - 05/2007 / 05/2007 - 06/2007 / 06/2007 - 07/2007 / 07/2007 - 08/2007 / 08/2007 - 09/2007 / 10/2007 - 11/2007 / 11/2007 - 12/2007 / 12/2007 - 01/2008 / 01/2008 - 02/2008 / 02/2008 - 03/2008 / 03/2008 - 04/2008 / 04/2008 - 05/2008 / 05/2008 - 06/2008 / 06/2008 - 07/2008 / 07/2008 - 08/2008 / 08/2008 - 09/2008 / 09/2008 - 10/2008 / 10/2008 - 11/2008 / 11/2008 - 12/2008 / 12/2008 - 01/2009 / 01/2009 - 02/2009 / 02/2009 - 03/2009 / 03/2009 - 04/2009 / 04/2009 - 05/2009 / 05/2009 - 06/2009 / 07/2009 - 08/2009 / 08/2009 - 09/2009 / 09/2009 - 10/2009 / 10/2009 - 11/2009 / 11/2009 - 12/2009 / 02/2010 - 03/2010 / 03/2010 - 04/2010 / 04/2010 - 05/2010 / 08/2010 - 09/2010 / 01/2011 - 02/2011 / 03/2011 - 04/2011 /





Powered by Blogger








eXTReMe Tracker