Cuando faltan cronopios

Crónicas de ciertos amigos que llegué a conocer


lunes
  Sobre el "political correctness"
A diestra y siniestra. Estados Unidos es el país de los excesos, eso lo sabemos todos. Pero hay uno que me llama particularmente la atención. No todos lo saben, pero gracias a diestros movimientos políticos de los sesenta, las minorías (no numéricas, sino políticas) pusieron en jaque al discurso identitario de un país WASP (White Anglo Saxon Protestant). Mujeres, negros, indígenas, hispanos y también orientales, así como homosexuales reivindicaron sus particulares identidades para exigir su inclusión política y social. Reivindicándose como diferentes exigían igualdad de condiciones. Así, en trabajos públicos y en universidades, principalmente, más que aceptar a los más capaces se trató de incluir a los más capaces de los distintos grupos sociales. En México llamamos a esta práctica cuotas, y sólo es usanza reciente de algunos partidos políticos: la inclusión de mujeres en un número no menor al treinta por ciento del total de candidatos a elección popular.

Recuerdo una parte de la autobiografía de Malcom X donde desgranó, de modo particularmente asombroso, el modo en que semánticamente organizábamos lo blanco y lo negro, y cómo esta organización semántica se llevó al plano de las razas. Como consecuencia de estos movimientos sociales, y con el avance de los análisis de Jaques Derridá (sí, con acento), del análisis del discurso, la susceptibilidad a los comentarios racistas y sexistas fue creciendo, sobre todo en los espacios académicos, aunque también en otros espacios. ¿Quién no ha oído la expresión: la gente de color? ¿De color? ¿De color rosado, verde o naranja?

Y, sin embargo, sigue habiendo un grupo al que se le excluye de nuestro cotidiano modo de ser y hacer, al que despreciamos con nuestro cotidiano lenguaje, del que no aceptamos su diferencia. Sin pretender hacer una defensa heroica de su particularidad, quiero enunciar una serie de gestos que expongan cómo nuestra comodidad es la dificultad de otros.

Las manijas de puertas y estufas se abren de izquierda a derecha, de modo que el movimiento que se requiere para activar el mecanismo de apertura tiene que realizarse con la mano derecha, con la izquierda es necesario torcer el cuerpo. Escribimos de izquierda a derecha de modo que aquellos que son más diestros con la siniestra, tienen que torcer el brazo para ver lo que escriben y cuidar la caligrafía, además de no ensuciarse el canto de la mano. Más aún, las sillas con paleta en las cuales tomé clase y escribí mis apuntes escolares estaban hechas para diestros y no para zurdos, estos tenían que, una vez más torcer el cuerpo para escribir. Aún más, los relojes se leen de derecha a izquierda, los turnos en el juego cumplen el requisito de esa misma dirección. No hablemos de las tijeras o de los abrelatas, instrumentos diseñados sólo para derechos. Hay gente derecha, gente diestra para algunas actividades, mientras que otros son siniestros y zurdos (término que señala también a aquellos que no cumplen con la rectitud sexual y batean del otro lado).

Pero la conciencia del lenguaje que se emplea cotidianamente dejó de ser tal y se convirtió en la constante precaución enunciativa. Hasta superar lo racionalmente tolerable e imponer una pureza moral del lenguaje que, en ocasiones y aveces de manera siniestra, no era más que una justificación a la hipocresía. El árabe se escribe de derecha a izquierda, ¿será que allá son excluidos los derechos? Claro, tiene que ser así, pues como todos comenzamos a saber, los árabes son en verdad siniestros: traen dentro de sí la plaga del terrorismo.

El PC es la historia de los excesos. El PC, no el Partido Comunista, se entiende sino el Political Correctness. Una historia de excesos que ha llevado al absurdo. Quizá, los zurdos toman venganza siempre nos vemos al espejo: cortarse el cabello frente al espejo, déjenme decirles, es una verdadera hazaña.
 
Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home


























Cuando faltan cronopios...






famas rules

























Mejor otra cosa:








Ejército Zapatista
de Liberación Nacional




Propuestas
¡Oye!


Huye de la olla


Encontronazos
Ernesto Manuel Espinosa
Carlos de la Sierra
Jeronimo Arteaga
Urraca Parlanchina
Alicia Andares
Carlos Oliva
Kantzil
Alets
Recuerdo que los leí
Comadre Maruja
Eslavos del sur
Asakhira
Pasticcio
Dieguez
Alma

Correspondiendo el gesto
Desde las sombras...
Almocreve das petas
Manzanas podridas
Al sur del sur
Ras Roger
Maga
Srita

guelos@hotmail.com
This page is powered by Blogger. Isn't yours?


ARCHIVES
05/2003 - 06/2003 / 06/2003 - 07/2003 / 07/2003 - 08/2003 / 08/2003 - 09/2003 / 09/2003 - 10/2003 / 10/2003 - 11/2003 / 11/2003 - 12/2003 / 12/2003 - 01/2004 / 01/2004 - 02/2004 / 02/2004 - 03/2004 / 03/2004 - 04/2004 / 04/2004 - 05/2004 / 05/2004 - 06/2004 / 06/2004 - 07/2004 / 07/2004 - 08/2004 / 08/2004 - 09/2004 / 09/2004 - 10/2004 / 10/2004 - 11/2004 / 11/2004 - 12/2004 / 05/2005 - 06/2005 / 10/2005 - 11/2005 / 11/2005 - 12/2005 / 12/2005 - 01/2006 / 01/2006 - 02/2006 / 02/2006 - 03/2006 / 03/2006 - 04/2006 / 07/2006 - 08/2006 / 08/2006 - 09/2006 / 09/2006 - 10/2006 / 10/2006 - 11/2006 / 11/2006 - 12/2006 / 12/2006 - 01/2007 / 01/2007 - 02/2007 / 02/2007 - 03/2007 / 03/2007 - 04/2007 / 04/2007 - 05/2007 / 05/2007 - 06/2007 / 06/2007 - 07/2007 / 07/2007 - 08/2007 / 08/2007 - 09/2007 / 10/2007 - 11/2007 / 11/2007 - 12/2007 / 12/2007 - 01/2008 / 01/2008 - 02/2008 / 02/2008 - 03/2008 / 03/2008 - 04/2008 / 04/2008 - 05/2008 / 05/2008 - 06/2008 / 06/2008 - 07/2008 / 07/2008 - 08/2008 / 08/2008 - 09/2008 / 09/2008 - 10/2008 / 10/2008 - 11/2008 / 11/2008 - 12/2008 / 12/2008 - 01/2009 / 01/2009 - 02/2009 / 02/2009 - 03/2009 / 03/2009 - 04/2009 / 04/2009 - 05/2009 / 05/2009 - 06/2009 / 07/2009 - 08/2009 / 08/2009 - 09/2009 / 09/2009 - 10/2009 / 10/2009 - 11/2009 / 11/2009 - 12/2009 / 02/2010 - 03/2010 / 03/2010 - 04/2010 / 04/2010 - 05/2010 / 08/2010 - 09/2010 / 01/2011 - 02/2011 / 03/2011 - 04/2011 /





Powered by Blogger








eXTReMe Tracker