Cuando faltan cronopios

Crónicas de ciertos amigos que llegué a conocer


sábado
  La noche fue una prudente reserva de la cordura. La noche es un espacio de rebeldía que le permite a uno estirar la mano y no encontrar la estúpida esquizofrenia de los días, la participación cotidiana, el revuelo absurdo de los paseos y las citas redundantes. Era de noche y habitaba yo un sueño. Lo recuerdo, y el mismo recordar de mi sueño me sorprende. Calibán y el Mat eran mis compañeros de travesía y estabamos en el hotel en que se había convertido mi facultad, o algo parecido. Recién llegábamos al cuarto en el que pernoctaríamos y, después de dejar el equipaje, tendríamos que bajar a la socialización propia de las situaciónes como aquella (no preguntes que tipo de situaciones, no lo sé). Al Calibán le habíamos dejado en responsabilidad desechar un cadáver que por el momento guardábamos en el armario. Bajamos a una sala amplia, con mesa de pin-pon y demás elementos de entretenimiento.
Ahí estábamos, muy quitados de la pena, encendiendo pelotas de pin-pon, esperando la llamarada para, inmediatamente, desplegarlas con golpe certero en un arco rumbo a la nada. Diversión estúpida pero muy entretenida, funcional dirían algunos. Es un movimiento de cámara que permite observar el rededor de la habitación. La cámara está en el arco que dibuja el movimiento, una especie de mirada subjetiva. Atenuado a lo largo del perímetro, el sueño se venía convirtiendo en un lindo performance de entretenimiento refinado. De pronto, y ante una serie de personajes aristocráticos, un señor algo alemán, alguna señora de tintes oscuros (por aquello de las canas, alguien más, miradas muchas); de pronto baja muy despreocupado el Calibán. Acercándose confiesa su falta de una manera singular que pretende aparentar indiferencia (ya sabés cómo es ese tipo). Me enojo, no hay enojo más oculto que el reproche silente. Resulta que aquel muchachote no ha podido deshacerse del cuerpo y ahora lo ha ocultado. lo que le pareció lo mejor, tras un colchón que descansa recargado sobre alguna pared de la estancia. Carajo, si ese hombre siendo tan alto no pudo con el cuerpo fue por... Y ahora... ¿qué hacer?
No se puede hacer otra cosa más que ocultarlo, disimular me dije. Me recuerdo recargándome sobre el colchón, aplastando el cadáver con el peso de mi cuerpo evitando que se deslice. La situación es en suma incómoda. Empujando con toda mi fuerza la espalda y sintiendo el bulto del cadáver, me percato de que el cuerpo que retengo a punta de empujones comienza a morder rabiosamente el colchón. Como si protestara por el aplastamiento, de la retención forzada. Maldigo al Calibán y tantos otros. Me enfurezco. Me entrego al destino. Y siento al cadáver escurrirse hacia mi derecha espero los gritos de sorpresa e imagino el azuloso cuerpo asomar por una orilla del colchón con esa mirada parca de los muertos, y con una sonrisa maliciosa.
Como es de suponerse, desperté en el preciso instante en que la situación se sobrecargó de vergüenza. Me desperté sonrojado, temeroso y sintiendo en mi espalda la forma del cadáver que insistía en ocultar. No pude volver a dormirme.
 
Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home


























Cuando faltan cronopios...






famas rules

























Mejor otra cosa:








Ejército Zapatista
de Liberación Nacional




Propuestas
¡Oye!


Huye de la olla


Encontronazos
Ernesto Manuel Espinosa
Carlos de la Sierra
Jeronimo Arteaga
Urraca Parlanchina
Alicia Andares
Carlos Oliva
Kantzil
Alets
Recuerdo que los leí
Comadre Maruja
Eslavos del sur
Asakhira
Pasticcio
Dieguez
Alma

Correspondiendo el gesto
Desde las sombras...
Almocreve das petas
Manzanas podridas
Al sur del sur
Ras Roger
Maga
Srita

guelos@hotmail.com
This page is powered by Blogger. Isn't yours?


ARCHIVES
05/2003 - 06/2003 / 06/2003 - 07/2003 / 07/2003 - 08/2003 / 08/2003 - 09/2003 / 09/2003 - 10/2003 / 10/2003 - 11/2003 / 11/2003 - 12/2003 / 12/2003 - 01/2004 / 01/2004 - 02/2004 / 02/2004 - 03/2004 / 03/2004 - 04/2004 / 04/2004 - 05/2004 / 05/2004 - 06/2004 / 06/2004 - 07/2004 / 07/2004 - 08/2004 / 08/2004 - 09/2004 / 09/2004 - 10/2004 / 10/2004 - 11/2004 / 11/2004 - 12/2004 / 05/2005 - 06/2005 / 10/2005 - 11/2005 / 11/2005 - 12/2005 / 12/2005 - 01/2006 / 01/2006 - 02/2006 / 02/2006 - 03/2006 / 03/2006 - 04/2006 / 07/2006 - 08/2006 / 08/2006 - 09/2006 / 09/2006 - 10/2006 / 10/2006 - 11/2006 / 11/2006 - 12/2006 / 12/2006 - 01/2007 / 01/2007 - 02/2007 / 02/2007 - 03/2007 / 03/2007 - 04/2007 / 04/2007 - 05/2007 / 05/2007 - 06/2007 / 06/2007 - 07/2007 / 07/2007 - 08/2007 / 08/2007 - 09/2007 / 10/2007 - 11/2007 / 11/2007 - 12/2007 / 12/2007 - 01/2008 / 01/2008 - 02/2008 / 02/2008 - 03/2008 / 03/2008 - 04/2008 / 04/2008 - 05/2008 / 05/2008 - 06/2008 / 06/2008 - 07/2008 / 07/2008 - 08/2008 / 08/2008 - 09/2008 / 09/2008 - 10/2008 / 10/2008 - 11/2008 / 11/2008 - 12/2008 / 12/2008 - 01/2009 / 01/2009 - 02/2009 / 02/2009 - 03/2009 / 03/2009 - 04/2009 / 04/2009 - 05/2009 / 05/2009 - 06/2009 / 07/2009 - 08/2009 / 08/2009 - 09/2009 / 09/2009 - 10/2009 / 10/2009 - 11/2009 / 11/2009 - 12/2009 / 02/2010 - 03/2010 / 03/2010 - 04/2010 / 04/2010 - 05/2010 / 08/2010 - 09/2010 / 01/2011 - 02/2011 / 03/2011 - 04/2011 /





Powered by Blogger








eXTReMe Tracker